Eslovenia se ubica en medio de los Balcanes, el sur, el  este y el centro de Europa y ofrece un paisaje rico y diverso conformado por los Alpes, los bosques, la costa mediterránea y la llanura de Panonia. Este es un país cuya población ama el deporte y la recreación todo el año, en especial el esquí, snowboard, natación, excursiones y ciclismo.

Personas y Comunidad

Las familias nucleares son más comunes en las ciudades más grandes, mientras que las familias extendidas son más comunes en las zonas rurales en donde viven juntas. La puntualidad es muy valorada.

Actividades como el teatro, el coro y la danza son muy populares en Eslovenia.

Idioma

El idioma oficial es el esloveno, mientras que el húngaro y el italiano poseen estatus de lenguajes oficiales en las regiones étnicamente heterogéneas que se ubican en las fronteras de Hungría e Italia. Muchas personas en Eslovenia también hablan muy bien el alemán o el inglés, por lo que poseer un conocimiento básico de alguno de estos idiomas puede ayudarte al llegar al país. 

Comida

La comida eslovena es muy simple: las papas, la carne y las sopas calientes son muy comunes. A la mañana, los eslovenos toman un desayuno pequeño (como cereales o una rebanada de pan con mermelada), seguido de un snack (sándwich, fruta o yogurt). Mientras que el almuerzo se disfruta como la comida más importante del día e incluye un plato principal y una ensalada, además de una sopa como aperitivo. La cena es una comida ligera. Los platos típicos eslovenos que no podés dejar de probar son: potica (un delicioso rollo de frutos secos), štruklji (dumplings rellenos de crema) o el famoso čevapčiči (un plato que incluye carne picada).

Mirá los programas disponibles en Eslovenia